3/6/11

El problema

El problema es que alguien les hizo creer que son especiales, cuando no lo son.
Se creen un regalo del cielo, y esperan que actuemos como si lo fueran.
Las mujeres se embarazan desde hace millones de años. Por millones de años, seguirán haciéndolo. No me alcanzan los dedos de las manos para contar la cantidad de embarazadas que veo en un día. Pero ellas siguen creyendo que son especiales.
Cuando suben a un colectivo, no piden el asiento que corresponde; ellas son demasiado especiales para eso. Entonces se quedan con cara de "pobrecitas". Es que son tan especiales que las pone tristes que nadie note su especial bulto en su especial cuerpo. Un plebeyo grita "¡¡¡un asiento para la chica, que está embarazada!!!" y ella se siente feliz porque alguien le ofició de vocero, ya que ella es demasiado maravillosa como para hablar o ejercer su derecho.
Algunas no toleran que no se den cuenta de su especial condición (preñarse... ¡¡faaaa, qué especial!!), entonces pasan por encima a todos los que están enfrente de ellas en fila, y suben primero.
Si alguien se atreve a decir algo al respecto, la porta-fetos dice "estoy embarazada", y todos los pobres mortales se corren de su camino, mientras realizan reverencias y le echan flores a Su Especial Majestad.
Las embarazadas tienen inmunidad a los códigos básicos de respeto en la sociedad. Ellas, con sólo decir "estoy embarazada" pueden pisotear la cabeza de ancianos, escupir manzanas acarameladas de niños y vomitar sobre la comida de comedores comunitarios.

-Eh, flaca, yo estaba primero-
-Bueno, estoy embarazada, así que es lo mismo- (y sube)
Desde que dejé de ser un feto, nunca había tantos deseos de bañarme en líquido amniótico.

(La últma frase se le escapó a Mefistófeles).

13 comentarios:

Sil dijo...

Ah, no sé que tienen las embarazadas pero son insoportables! es como una cuota más de mala educación e histeria. Mi hermana es de las que te dicen "¿me podes dar el asiento?", pero lo de la histeria lo tiene igual así que no escapa a la regla...

Leviatan dijo...

Tenes que entenderlas, fueron nadie durante toda su vida y vieron como gente especial de verdad tenian derechos que ella no, durante los primeros meses de embarazo seguian sintiendose nadie pero despues, cuando se les empezó a notar el bulto, empezaron a ver que la gente las trataba diferente, al principio se negaban ( las sensatas) pero despues de la tercera vez que la dejaron pasar en la cola del banco, comenzaron a sentir esa "especialidad" y empezaron a hacer usufructo de la situacion, que saben, y eso quiero que tomes en cuenta, que les dura poco

cyberfelina dijo...

El problema fue cuando le dije: "Los asientos para discapacitados están ahí adelante". Y se armó un debate que no te puedo reproducir!!!!

Liessa dijo...

Uf, una locura! Yo entiendo que tengan que viajar sentadas, me parece bárbaro, pero tener que dejarlas pasar en cualquier cola como si estuvieran enfermas o algo ¿por qué?
Una embarazada no puede hacer filas, ¿qué onda?

Mechicabota dijo...

Sil: Se culpa a las hormonas, pero yo las culpo a ellas.

Leviatan: El problema es que a Pepita le dura poco, cuando se desembaraza, viene Juanita, después viene Menganita, Perenganita... ¡para mí dura muchísimo!

Cyberfelina: ¿Posta? Uno se sienta en un asiento no reservado para no tener problemas, lo único que falta es que te armen quilombo por eso!

Liessa: ¡Eso es exactamente lo que digo! No tengo problema en ceder el asiento, o en correrme un toque y viajar aplastada para que ella tenga un poco más de espacio... pero ¡no tiene sentido que no haga la fila como todos los demás!

Ana dijo...

Lo malo es cuando le das el asiento a una embarazada y resulta que es gorda nomas jajaja!

Mascab dijo...

No es bueno que las embarazadas se crean enfermas con derecho a todo, hasta de sentir lástima de ellas mismas, por tener que continuar trabajando con su embarazo y atendiendo a sus cosas de cada día. Algunas piensan que han de cuidarlas como a enfermas en un hospital, darles mimitos, carantoñas y tratarlas como reinas del mambo.
Soy mujer, he tenido 2 hijas, durante mis embarazos he trabajado hasta el final, nunca solicité que se levantaran en el autobus para sentarme yo, y por entonces, bo se reservaban asientos para embarazadas, ancianos y minusválidos. Ahora tengo empleadas que cuando se embarazan parece que se van a romper...

Vengo siguiendo tu estela por la blogosfera. me quedaré para visitarte de nuevo., si tu me lo permites, claro.

Saludos.

Leonel dijo...

Creo que es una de las pocas veces en las que no estoy de acuerdo, en parte, con lo que escribís. Pero sé que sos una persona muy madura, que sabe aceptar una idea contraria.
No me parece conveniente calificar a todas las embarazadas de individuos que se abusan de su derecho. Veo que varias personas desconocen que las embarazadas no pueden estar mucho tiempo de pie, haciendo una cola por ejemplo, porque pueden descompensarse. Las leyes tienen un origen, no emergen del polvo.
Que algunas embarazadas, en su afán de parecer heroínas, trabajen, o viajen paradas, a riesgo de parir en la oficina o en el colectivo, no le quita derecho a las demás a protestar por el goce de sus derechos.
Cuando decís "Las embarazadas tienen inmunidad a los códigos básicos de respeto en la sociedad", pareciera que olvidás que existe una norma que les otorga ese derecho. Esa norma es un "código básico de respeto". Quienes no la respetan, son quienes generan un mal a la sociedad.
¿Existen embarazadas que creen que pueden hacer lo que se les cante por el hecho de encontrarse en esa condición?. Si, no lo voy a negar. Son muchas. Pero que de ello se infiera que el resto de las embarazadas, no deben gozar de ciertos derechos, me parece realmente una locura.

Saludos,

Mechicabota dijo...

Ana: ¡Siempre tuve terror de que me pasara eso!

Mascab: Si mi blog tuviese puertas, estarían siempre abiertas para que pases cuendo quieras.

Leonel: No, obviamente estoy generalizando exageradamente, no todas son así. No creo que no deban sentarse, o que en ocasiones no deban pasar primero en la fila. Con lo que no estoy de acuerdo es con que lo hagan de prepo ¿se entiende? Si ella me hubiese dicho "¿me dejás pasar primero? Estoy embarazada", la hubiera dejado pasar. Pero no fue así; se coló y subió primero como si yo no existiera. Que tengas ese derecho no quiere decir que tenés que romper los códigos básicos de respeto, como el "por favor" y el "gracias".
Yo creo que TIENEN que pedir el asiento, porque lamentablemente un golpe y pueden dañar al bebé. Me ha tocado muchas veces pelear en nombre de una chica embarazada porque alguien no le cede el asiento y ella no quiere armar mucho escándalo. Ahora, si esta misma chica se hubiera puesto a gritar de una "dénme el asiento!!" y de mala manera, ahí la mandaba a freir churros... ¿se entiende mi punto?

Nuri148 dijo...

Mechi, no se termina rápido como decís- porque al tiempo la embarazada PARE. Y entonces agarrate, porque se convierte en una MadreDeLaVidayLaReconchaDeLaLora*: una "iluminada" a la que por el hecho de Ser Madre le fue revelada La Verdad del sentido de la vida, el Universo y todo lo demás, que viene a ser, no 42, sino que ellas por Ser Madres tienen la respuesta a todo; son las que Saben, y los otros pobrecitos mortales que no Son Madres son poco menos que zombies que, pobrecitos, no han visto La Luz.

Por suerte hasta el momento he conocido más gente normal que MadreDeLaVida, pero cuando te toca una son lo peor.

*no confundir con las Madres Totales, que ponen a sus hijos en el centro de su Universo; la MadreDeLaVida cree que *ella* es el centro de EL Universo por haber tenido descendencia.

Sofia dijo...

Estoy con el "por favor" y el "gracias" del que se habló. Justo viajé hace pocos días en un colectivo muy lleno y pensé esto mismo que se estuvo discutiendo: me gustaría que soliciten con sus voces femeninas lo que desean, no que esperen con cara de carnero degollado a que un hombre grite por ellas. ¿Por qué necesitan vocero?

vero dijo...

COmenté en tu último post sobre los bondis y dsp me acordé de este... yo soy la plebeya gritABA "¡¡¡un asiento para la chica, que está embarazada!!!" ... no more jajajajaja

Lonicera dijo...

Me ha hecho reír mucho este post...! Tantos recuerdos - gracias.
Caroline